Decoración,Tips

Colores en las paredes

¿Que por qué hablo tanto de las paredes?

Además de que son mis lienzos para pintar y expresarme diariamente, son un obligatorio en cualquier sitio que estés. Las paredes están en todos lados y forman parte de nuestras vidas, y aunque no nos demos cuenta, ellas representan metafóricamente un obstáculo, un límite, un hasta aquí y por ende el color en ellas es determinante en nuestras emociones… así que hablemos un poco del significado de los colores en las paredes.

Según estudios psicológicos el color es un medio para ejercer influencia directa sobre el alma, incide en la forma de cómo se manejan las emociones y como se organizan los pensamientos. Aunque no lo parezca, las paredes nos hablan. Los colores en ellas son percibidos subjetivamente y participan en nuestro estado de ánimo. Por eso tan importante a la hora de elegir el color según el espacio ya que este estimula o estabiliza las emociones. Tal vez sonará aburrido pero créanme que podemos resolver temas de salud emocional solo ubicando un perfecto color.

Además, ¿sabían que supuestamente los colores no existen y son solo percibidos por nuestro cerebro a través de la decodificación de señales de luz? Increíble, pero tan cierto que no todos vemos los colores de la misma manera.

Podría alargar este tema apasionante de los colores y las emociones pero voy a resumirles con el significado de los colores básicos en las paredes para que apunten al escoger.
Empezando por la ubicación.

De las cuatro paredes de una habitación, dos pueden ser de un color y dos de otro. O tres de un color y una de otro. O cada una de un color diferente, siempre y cuando se logre establecer un equilibrio estético que lo haga posible entre todos.

Veamos los efectos anímicos de los colores.

El blanco es neutral por excelencia, lo usamos para dar frescura y amplitud, lo recomiendo para estancias donde se requiera mantener la calma y la serenidad del ambiente.

Verde, color tranquilizante que favorece los sentimientos de confianza y bienestar recomendado para disminuir la actividad acelerada.

Por otro lado, el azul es un color que transmite paz, perfecto para armonizar espacios con conflicto; ¡pero cuidado! El exceso de azul puede llevar a la inapetencia y la apatía.

¡El amarillo es de mis preferidos! Color de la energía, ayuda a superar miedos e incita al movimiento y a superar la tristeza y la melancolía. Es el color del optimismo.

Para culminar con los colores primarios, tenemos el rojo… representa el color de la vida y alegría. Hay que tener cuidado al escoger una pared de rojo porque este color estimula la agresividad así que es preferible tenerlo en pequeños objetos y adornos o en paredes pequeñas donde no se permanezca mucho tiempo.

En nuestro centro de decoración, Brochart pintura decorativa ® recomendamos la decoración de paredes en suaves tonos metálicos, que captan la luz y dan sensación de majestuosidad.

Buscamos siempre producir emociones al plasmar suaves formas elaboradas de manera única y artesanal. Así logramos que se contemple diariamente paredes con movimiento que aporten personalidad al espacio con colores sutiles que proporcionan confort visual. Por eso siempre digo que pintamos felicidad.

Karola

Soy Karola Faría, la creadora de Brochart Pintura Decorativa. Inquieta y explosiva, odontólogo, bailarina, soñadora y siempre en busca de la felicidad. Prepárense para entrar a mi mundo, donde la inspiración abunda y las ganas de hacer siempre cosas nuevas está presente al 100%

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *